Ponerse a régimen implica someterse a pautas nutricionales estrictas, sin sentido e insostenibles en el tiempo. La nutricionista Andrea Sorinas explica cómo resistir a la cultura de la dieta